Buscar


Portada » Artículos » Activismo cristiano en la red

31 de Julio de 2002

Activismo cristiano en la red

La facilidad de comunicación que ofrece Internet ha llevado a muchos usuarios a plantearse este medio como centro de actividades políticas. Desgraciadamente, la mayor presencia en este medio la han tenido, tradicionalmente, de las izquierdas más radicales, comunistas y anarcosindicalistas. Por eso es especialmente agradable tener noticia de una iniciativa como hazteoir.org.

Esta web nace con el objetivo de promover la participación de los ciudadanos en la política. Pero no de cualquier manera, sino desde una concepción cristiana del hombre y de la sociedad, lo que les lleva a centrar sus actividades en la dignidad de las personas.

Su intención es convertirse en una suerte de lobby virtual. Las noticias más importantes son estudiadas desde una perspectiva cristiana y, por tanto, humanista y, a partir de ahí, se proponen actividades virtuales. Estas se componen, principalmente, de envío de mensajes a las direcciones de correo de diputados, responsables de medios de comunicación, capitostes autonómicos varios, etc, etc.

Se centran principalmente en temas de importancia ética crucial, que en muchos casos son reducidos a un puro utilitarismo descafeinado por los medios y en los que la Iglesia parece tener prohibida la opinión según el pensamiento políticamente correcto. Así pues, la protección a la familia, la lucha contra la legalización de la clonación o las leyes sobre parejas de hecho reciben casi toda la atención de responsables y usuarios.

Cada usuario puede apuntarse a los temas que más le interesen y, cuando sucede algo que los responsables del sitio consideran de interés, recibe una alerta en su buzón electrónico. En ella se detalla la noticia y se propone una acción. Normalmente se ofrece una o varias direcciones de correo y un mensaje ya redactado expresando su rechazo o aprobación a las actitudes de los futuros receptores. Por supuesto, el usuario es libre de enviar o no un mensaje, o de modificar la carta predefinida.

¿Puede llegar este tipo de iniciativas a lograr algo tangible y real? Es dudoso. No obstante, seguramente éste sea el mejor momento para intentarlo. Aún no hemos llegado al extremo norteamericano, en que los representantes políticos reciben a diario miles de mensajes sobre los temas más diversos, de modo que les resulta imposible discriminar lo importante. Sin duda, no pasará mucho tiempo hasta que España esté en la misma situación. Pero, hasta entonces, agrupaciones como ésta pueden posicionarse y recibir una atención que pueda continuar en el futuro. Es ahora cuando los católicos debemos hacernos notar a través de Internet.

© 1996-2018 Daniel Rodríguez Herrera - XHTML 1.1 - CSS2 - Alojado en 1&1 Ionos