Buscar


Portada » Cine » La novena puerta

14 de Septiembre de 1999

La novena puerta

Con "La novena puerta", regresa Polanski al subgénero satánico, que tan bien cultivara en la excelente "La semilla del diablo", rodada hace ya 30 años. Adaptación de la novela de Pérez-Reverte "El club Dumas", la película elimina de la trama de la misma la aparición de un capítulo inédito de "Los tres mosqueteros", que daba lugar, entre otras cosas, al título de la novela y a una cierta ridiculización del género esotérico.

En la película, en cambio, el satanismo se convierte en algo plausible y el "detective de libros" Dean Corso (Johnny Deep) se limita a investigar la autenticidad del ejemplar del libro "La novena puerta". Es esta investigación, con la recreación de los ambientes en que se mueven estos amantes y coleccionista de libros antiguos lo mejor del filme, como suele ocurrir cuando se entra con una cámara en un mundo desconocido para el gran público.

La intriga, no obstante, no logra enganchar del todo. La película acusa algunos problemas de ritmo y el director ha abandonado cualquier asomo de clasicismo para optar por personajes voladores y demás zarandajas, muy lejos del misterio que produce el no ver, el imaginar, el temer. Es triste recordar lo bien que el mismo Polanski comprendía esto, en una maravillosa escena final, hace ya 30 años. Desafortunadamente, no todo mejora con el tiempo.

© 1996-2018 Daniel Rodríguez Herrera - XHTML 1.1 - CSS2 - Alojado en 1&1 Ionos