Buscar


Portada » Artículos » Cataluña, una, grande y libre

1 de Mayo de 1999

Cataluña, una, grande y libre

No conforme con sus innumerables años en el poder, ni con sus apariciones estelares en grandes producciones americanas (que luego querrá ver dobladas al catalán, claro) en los papeles de Yoda o Quato (en Desafío Total), el señor Pujol ataca de nuevo. Ahora ha decidido cortarle las transmisiones a la cadena episcopal por contar mentiras, tralará. O por no decir sus verdades, que para todos estos caudillos viene a ser lo mismo.

Raudos y veloces, los afamados defensores de la libertad de expresión - PP, PSOE, IU, Prisa, ABC, El Mundo, Don Manuel Fraga y las Juventudes Comunistas del Niño Jesús - se han lanzado a defender los derechos de los periodistas a decir lo que les salga de donde les salga. Me uno a ellos. De todas las barrabasadas que ha hecho el Pujolín, ésta parece incluso la mayor, y no es decir poco.

Sin embargo, se agradecería un poco más de convicción. Las palabras de algunos dirigentes políticos - como el adjetivo de chocante que puso el tocinillo de cielo a la decisión catalán-socialista - les hacen parecer más cercanos al franquito de los payeses de lo que sería recomendable. Una decisión de esta naturaleza es aberrante, no chocante, señora ministra.

Algunos medios de comunicación parecen colocar sus quejas más en el camino de "cuando las barbas de tu vecino..." que en el de la defensa de la libertad de expresión. Y se supone que ellos son los mayores garantes.

Menos mal que los Coleópteros no tenemos esos problemas (esperemos). Porque de ser así... ¿quién iba a defendernos?

© 1996-2018 Daniel Rodríguez Herrera - XHTML 1.1 - CSS2 - Alojado en 1&1 Ionos